BLOG F5MAS

Alquilar Hosting barato y de calidad es un mito o realidad



Compartir en Facebook twitter share

Como buen ahorrador, me gustan las cosas baratas. Pero hay que decir que tampoco soy tonto, si algo es barato pero una porquería no me verás contento. Últimamente, he probado muchos hostings baratos y por eso he decidido hacer un recopilatorio para que puedas elegir sin meter la pata.

A todos nos gustan las gangas, pero algunas veces estas salen ranas;  con el alojamiento web barato pasa lo mismo, te puede terminar por salir caro.

¿En qué fijarse antes de comprar un hosting web barato?

Tanto si tu sitio web es un proyecto personal o una página web profesional y exigente, el alojamiento web que elijas tendrá que cumplir unos requisitos básicos. En mi opinión, estas son las funciones esenciales:

Disponibilidad del servidor: Si tu hosting está constantemente caído tu sitio web también lo estará. Tus visitantes (y Google) serán incapaces de ver tu página, no se me ocurre una forma más rápida y absurda de perder tráfico (y posicionamiento web).

El soporte: Si llevas más de 5 minutos en el mundillo de la creación web, ya sabrás que las cosas pueden ir mal o peor: posts que desaparecen o páginas que no cargan por problemas con las DNS. Por eso, un hosting que sea rápido en resolver problemas es fundamental y si ofrece soporte las 24 horas mucho mejor.

La velocidad: Alguna vez te has quedado mirando un coche embobado diciendo “Woow que lento va”. Pues con los sitios web igual, a nadie le gustan los sitios lentos, de hecho ¡nos desesperan! Y además son malos para el SEO.

Existen otros factores (p.ej. soluciones de caché, escalabilidad, repositorios Git, etc.) que querrás tener en cuenta a la hora de elegir tu hosting, pero los anteriores son los pilares de cualquier buen hosting.